Compartir en red la impresora conectada a un PC

COMPARTIR LA IMPRESORA

La obligatoriedad de estar conectados físicamente al dispositivo de impresión para sacar las copias de papel ya es historia. Cada vez hay más métodos y alternativas para imprimir páginas desde cualquier PC vinculado a una red.

OPCIONES PARA TENER EN RED TU EQUIPO DE IMPRESIÓN

OPCIÓN 1. IMPRESORA COMPARTIDA

Es la solución más clásica y también la más sencilla de utilizar. Si tenemos cualquier impresora conectada e instalada en un PC de la red por USB o paralelo, podemos compartir dicho periférico desde Windows con el resto de equipos de la casa para que impriman en él. Eso sí, hay que tener presente que el PC que tiene conectada y compartida la impresora tendrá que estar obligatoriamente encendido para que los demás puedan sacar sus páginas en papel.

OPCIÓN 2. CONEXIÓN WIFI O ETHERNET

Muchos de los actuales equipos multifunción de tipo doméstico incluyen conexión directa a una red vía cable (con una conexión Ethernet o mediante un puerto USB del router) o de forma inalámbrica (con tecnología WiFi integrada). Gracias a estos últimos, podremos imprimir y escanear con ellos desde cualquier parte de la casa y sin necesidad de cables. Eso sí, su fiabilidad es menor (es frecuente que se desconecten o haya que reconfigurarlos) y a veces su instalación puede ser complicada. Aun así, las ventajas compensan de largo a los inconvenientes. Tras la configuración inicial, que generalmente se hace vía cable USB, habrá que instalar el software que adjuntan en cada uno de los PCs para que accedan directamente a la impresora.

OPCIÓN 3. SERVIDOR DE IMPRESIÓN USB

Para impresoras antiguas o sin interfaz de red, en ocasiones es posible emplear un adaptador WiFi-USB que nos permita imprimir sin cables con ellas y sin necesidad de conectarlas a un ordenador. Un ejemplo es el servidor de impresión D-Link DPR-1040, que actúa de enlace entre una impresora USB y una red WiFi. No es barato, pero sí una alternativa interesante si queremos mantener nuestra actual impresora, para disfrutar de la comodidad de imprimir en red sin tener que conectarla a un PC cercano.

Eso sí, esta clase de servidores de impresión pueden dar problemas con muchos de los modelos que utilizan la llamada impresión basada en host. Estas impresoras son las láser y de tinta más básicas, que prescinden de la electrónica interna y necesitan que el proceso de los datos del trabajo de impresión se haga directamente en el PC.

CÓMO COMPARTIR CON OTROS USUARIOS EN WINDOWS (OPCIÓN 1)

PASO 1. CONFIGURACIÓN DE LA IMPRESORA

Vamos a ver paso a paso cómo compartir una impresora que tengamos instalada en nuestro PC con Windows 7, para después instalarla en los diferentes equipos, y gestionarla adecuadamente. Comenzamos por el PC que tiene instalada la impresora, donde iremos a Inicio/Panel de control/Hardware y sonido/Dispositivos e impresoras. Aquí haremos clic con el botón derecho sobre ella, y pincharemos en la opción Propiedades de impresora.

En la nueva ventana que aparezca iremos a la pestaña de Compartir y marcaremos la opción Compartir esta impresora teniendo la oportunidad de asignar un nombre personalizado. En la misma ventana pero un poco más abajo tenemos un botón llamado Controladores adicionales. Pulsándolo, podremos marcar si queremos cargar drivers concretos para otras plataformas o versiones de Windows, tras lo que se nos solicitará la ubicación de dichos archivos. Esto es especialmente interesante si conviven PCs con Windows de 32 y 64 bits en la misma red, pues cada uno puede llevar sus controladores específicos de impresión. Por último, simplemente pincharemos en Aceptar para que nuestra impresora quede disponible para los equipos de toda la red.

PASO 2. INSTALACIÓN DE LA IMPRESORA COMPARTIDA

Lo que haremos a continuación será ir a cada uno de los equipos clientes e instalar la impresora compartida. Para ello, hay varias opciones. La primera es pulsar la tecla de Windows+R y, cuando aparezca el cuadro de Ejecutar, introducir \\ [nombre_servidor] (podremos averiguar el nombre del equipo servidor si desde él seguimos la ruta Inicio/Panel de control/ Sistema y seguridad/Sistema y nos fijamos en el apartado Nombre de equipo). Tras unos instantes se nos mostrará una ventana con todos los recursos compartidos del equipo anfitrión, incluida la impresora. Bastará hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el icono, y pinchar en la opción Conectar. Esto instalará automáticamente la impresora compartida en nuestro PC de la red.

Entre los problemas que podemos sufrir está el que no seamos capaces de conectarnos al PC anfitrión. En este caso, además de verificar que tenemos bien escrito su nombre en la casilla de Ejecutar, constataremos en dicho PC que está activada la opción de compartir impresoras. Así, en la ruta Inicio/Panel de control/ Redes e Internet/Centro de redes y recursos compartidos/Cambiar configuración de uso compartido avanzado, nos cercioraremos de que está activada la opción Activar el uso compartido de archivos e impresoras en nuestro perfil de red. Otro problema habitual es que, tras pinchar en Conectar, se nos pida el controlador de la impresora. Si esto ocurre, bastará con introducir el CD de instalación o descargar el controlador desde la web del fabricante.

PASO 3. CONTROL DE IMPRESIÓN

Es importante tener en cuenta que, por defecto, podremos cancelar o detener el uso de la impresora y sus trabajos desde cualquier equipo que la tenga instalada. Esto es bastante útil si, por ejemplo, se atasca algún documento o hemos enviado un trabajo por equivocación y queremos cancelarlo antes de que termine. Para ello, tanto en el equipo anfitrión como en los clientes, iremos a Inicio/Dispositivos e impresoras y haremos doble clic sobre la impresora en cuestión. Esto mostrará los trabajos en cola y, seleccionándolos, podremos cancelarlos desde el menú Impresora.

Respecto a la configuración, en el momento de ir a imprimir, podremos escoger la calidad de los trabajos y otros parámetros de impresión, pero en ningún momento será posible cambiar detalles de configuración básicos (como el puerto utilizado), que solo se podrá hacer desde el equipo anfitrión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *