Condiciones para volar drones en España de forma recreativa

Condiciones para volar drones en España de forma recreativa.

El sector de las aeronaves civiles pilotadas por control remoto (RPA, por sus siglas en inglés “Remotely Piloted Aircraft”), los llamados drones, ha sido objeto de un gran crecimiento en los últimos años. En España se ha aprobado recientemiente un nuevo marco jurídico que permita el desarrollo de este nuevo sector en condiciones de seguridad.

Se ha aprobado una nueva regulación para las operaciones con drones que establece las condiciones que deben cumplir las organizaciones de diseño, fabricación y mantenimiento de este tipo de aeronaves, así como los requisitos de formación para su pilotaje. También contiene las medidas relativas al uso recreativo, esto es, no profesional, estableciendo una serie de limitaciones destinadas a garantizar la seguridad del espacio aéreo y la seguridad de los  ciudadanos.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) se encarga de la regulación de operaciones con drones de hasta 150 kg. Toda la información se puede encontrar en su web.

Condiciones para volar drones en España de forma recreativa

Pero ciñéndonos al tema del título de esta entrada, que es lo que nos ocupa, la normativa española estebece la forma en la que está permitido el vuelo con RPAs para uso recreativo, que de forma resumida es la siguiente:

Los usuarios de aeronaves pilotadas por control remoto (RPA) destinadas a uso recreativo deberán abstenerse de realizar actuaciones que puedan poner en riesgo la seguridad, regularidad y continuidad de las operaciones aeronáuticas y deberán operar tales aeronaves en las siguientes condiciones:

NOTA:: Se han resumido aquí las condiciones y restricciones del uso recreativo para RPA de hasta 2 kg. de peso, que son las aeronaves más frecuentes para esta modalidad de vuelo. Para una información más amplia se puede consultar el apartado de PREGUNTAS FRECUENTES sobre el Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, por el que se regula la utilización civil de las aeronaves pilotadas por control remoto, y se modifican el Real Decreto 552/2014, de 27 de junio, por el que se desarrolla el Reglamento del aire y disposiciones operativas comunes para los servicios y procedimientos de navegación aérea y el Real Decreto 57/2002, de 18 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de Circulación Aérea. (Publicado en el BOE el viernes 29 de diciembre de 2017), en la página oficial de AESA.

Condiciones:

  • De día y en condiciones meteorológicas de vuelo visual.
  • De noche hasta una altura máxima de 50 metros sobre el terreno.
  • Dentro del alcance visual del piloto
  • A no más de 120 m de altura sobre el terreno o sobre el obstáculo mas alto en un radio de 150 m desde la aeronave.
  • Manteniendo una distancia adecuada a obstáculos y sin poner en riesgo la seguridad de las personas y bienes.
  • Dando prioridad a las demás categorías de aeronaves.

Restricciones:

  • No se permite sobrevolar aglomeraciones de edificios en ciudades, pueblos o lugares habitados ni reuniones de personas al aire libre (Permitido para RPAs de hasta 250 gr. y a una altura máxima de 20 metros, manteniendo el resto de condiciones).
  • En espacio aéreo controlado, zona de información de vuelo FIZ o zona de tránsito de aeródromo ATZ, excepto aquellas operaciones que se realicen desde infraestructuras destinadas a RPAS, en las condiciones que se puedan establecer.
  • En el entorno de un aeropuerto o aeródromo, a una distancia mínima de 8 km, pudiendo reducirse dicha distancia si se establece o acuerda un procedimiento de coordinación.
  • Cuando se usen dispositivos de visión en primera persona (FPV), la operación debe realizarse dentro del alcance visual, sin ayuda de estos dispositivos, de observadores que permanezcan en contacto permanente con el piloto.

En el caso de pretender realizar grabaciones con RPAs de personas o de espacios privados se deberá tener en cuenta la regulación de Protección de Datos, la ley de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, las restricciones para la toma de imágenes aéreas y tener autorización de las mismas para difundir públicamente esas imágenes.

No olvidar que eres responsable de los daños que cause tu RPA, por eso es recomendable un seguro de responsabilidad civil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *