El teatro Kabuki: Las obras ‘Fuji Musume’ y ‘Renjishi’

El teatro Kabuki: Las obras Fuji Musume y Renjishi

Kabuki es un arte teatral japonés tradicional ampliamente conocidas en todo el mundo como símbolo de la cultura japonesa. Para disfrutar verdaderamente del teatro Kabuki cuando no se habla el idioma japonés, uno debe conocer sobre la obra y sobre la historia que se está contando.

Fuji Musume ( 藤娘 ): La doncella Wisteria

Fuji Musume es una famosa danza clásica del teatro Kabuki en Japón. Fuji Musume, la “Doncella Glicinia” (ó Doncella Wisteria), presenta el espíritu de la planta de glicinia (unas flores moradas muy típicas en Japón), transformada en una joven tímida y romántica.

El baile Fuji (wisteria/glicinia) Musume (doncella) se presentó por primera vez en 1826 en el teatro Nakamura-za de Edo (ahora Tokio) como uno de un conjunto de cinco bailes. En la actualidad se realiza de forma independiente. La figura del personaje Fuji Musume proviene de la ciudad de Otsu donde se vendían objetos y pinturas de arte popular, llamados Otsu-e, como recuerdos. La representación de Fuji Musume era el más famoso de ellos. Los otros cuatro bailes en el set original también tenían su origen en el Otsu-e.

Más tarde, en 1938, Onoe Baiko VII, el actor más famoso de Kabuki durante su época, reinterpretó la danza y su coreografía, y el refinamiento de este baile ayudaron a que se destaque y permanezca hoy como uno de los bailes Kabuki más populares y famosos.

Historia

El actor Seki Sanjûrô II, que estaba a punto de regresar a su Kamigata natal después de pasar 19 temporadas en Edo, realizó en 1826 su onagori kyôgen1 en el teatro Nakamura-za de Edo, que incluía un hengemono (baile de múltiples papeles interpretado por el mismo actor) de 5 roles titulado “Kaesu Gaesu Onagori no Ôtsue”.  Los 5 roles fueron La Doncella Wisteria, un masajista ciego, el Dios Tenjin, un lacayo y un barquero.  Estos roles fueron creados en base a los ôtsu-e, pinturas populares realizadas en la ciudad de Ôtsu. Tres de estos roles todavía forman parte del repertorio actual de Kabuki: la Doncella Wisteria, la masajista ciega y el lacayo. Fue revisado varias veces y el gigante de escenario Onoe Kikugorô VI creó una nueva dramatización en colaboración con el dramaturgo Oka Onitarô, que se representó en marzo de 1937 en el teatro Kabuki-za, de acuerdo con una versión más sobrenatual de que una ninfa glicinia se ha salido de la pintura y está bailando. Esta versión ha sido la que generalmente se usa desde entonces.

Nota:
1 onagori kyôgen: Una actuación de despedida hecha por un actor de Kamigata, que está a punto de dejar Edo y volver a su tierra natal, al final de su temporada en un teatro.

Argumento

Fuji Musume es el clímax visual de un espectáculo de Kabuki, en el que la bailarina que interpreta el papel de la Doncella Wisteria cambia los kimonos cuatro veces y baila contra un hermoso telón de fondo de racimos de flores de glicinia malva y púrpura.  No hay historia de la que hablar; el placer de la danza proviene de los rápidos cambios de vestuario que se realizan en el escenario detrás del tronco de un árbol y las miradas encantadoras y cautivadoras de la doncella mientras expresa sentimientos de amor.

La coreografía original de principios del siglo XIX para el baile se perdió a lo largo de los años debido a que la danza pasó de moda a fines del siglo XIX. La coreografía utilizada hoy fue creada en 1937 para el actor Kikugoro Onoe VI.

El baile se abre en la oscuridad, con el conjunto de Nagauta tocando. Luego, todos los reflectores se encienden repentinamente para revelar el gigantesco árbol Wisteria, al actor y a los músicos en el escenario.

Representa al espíritu de la glicinia como una chica joven extravagantemente vestida con kimono de larga manga, llamado Nagasode, y Obi (o faja) con un patrón distintivo de glicinia. Ella también porta una rama de glicinia con la cual posa cuando comienza el baile. Las letras ‘nagauta‘ (‘canción larga’) que acompañan a la danza son complejas y crean una serie de imágenes sugerentes. Hacen referencias sensuales a la proximidad de la glicinia y el pino que la soporta, tallos entrelazados comparando dos amantes durmiendo juntos. La danza se mueve a través de distintas secciones, con la bailarina imitando la alegría de una chica enamorada, luego la angustia de los celos y más tarde la decepción.

El baile Fuji Musume está acompañado por música Nagauta. Nagauta es la escuela de música más importante en el teatro Kabuki, ya que se ha desarrollado conjuntamente con el Kabuki.

Después de un cambio de vestuario, la bailarina reaparece para bailar como dos amantes discutiendo, y luego reconciliándose con una taza de sake. La coreografía en esta sección incluye una secuencia famosa, con los mismos movimientos bailados dos veces, la primera vez sobrio, el segundo ligeramente ebrio. La pieza se mueve a través de una sección rítmica de movimiento abstracto a medida que alcanza su clímax.

La historia comienza en Otsu, un área fuera de Kyoto alrededor del lago Biwa. Otsu es una ciudad famosa por sus pinturas. La gente paseaba por sus calles bordeadas de arte, viendo la belleza de las obras de los artesanos. Una pintura en particular, la de Fuji Musume, llama la atención de un transeúnte masculino. Mientras mira la pintura, la Doncella Wisteria se enamora de él locamente. De hecho, tan locamente enamorada, que ella vuelve a la vida saliendo de la pintura. La doncella está vestida con un largo kimono suelto, un sombrero de bambú lacado en negro y una hermosa rama de fuji (glicina). Ella escribe cartas hermosas y sentidas a su amor. Sin embargo, las cartas quedan sin respuesta.

La historia continúa mientras baila bajo un hermoso pino cubierto de glicinas. La danza expresa la profundidad de la emoción de su amor no correspondido a la manera de las mujeres de la era Edo (1603-1868). Finalmente, la tristeza y la desesperación se apoderan de nuestra doncella y, con el corazón roto, vuelve a entrar en la pintura, donde permanece en la última pose del baile.

Renjishi (連獅子): La danza de los leones

La danza de los leones, o “Renjishi”, es una obra clásica de teatro Kabuki, y quizás una de las más conocidas tanto dentro como fuera de Japón. Es una obra basada en historias de unas bestias mitológicas conocidas como “Shishi”, leones guardianes que provienen de las antiguas creencias chinas que pasaron tanto a Japón como a muchos otros países de Asia. Los shishi son seres rudos, pero a la vez nobles y majestuosos. Se cree que cuidan los templos y ahuyentan a los malos espíritus. También son las bestias mitológicas predilectas de la deidad budista “Monju“. Por esta razón, cualquier representación del shishi no solo debe resaltar su naturaleza salvaje y bestial, sino también un sentido de dignidad y autoridad que va con este estado divino. El shishi es en muchos sentidos una criatura espiritual. En el Kabuki se los representa con hermosas danzas y enérgicos movimientos.

La historia muestra de forma simbólica el entrenamiento físico severo que debe sufrir el cachorro shishi por parte de su padre. Según la leyenda, con el fin de fomentar el coraje y la fuerza, el padre shishi tira a sus hijos al fondo de un valle, y anuncia que cuidará únicamente a aquél que consiga regresar de allí. Los intérpretes expresan con sus gestos un amor paternal severo pero profundo, así como un sentido estricto de disciplina. La pareja de actores de Kyôgen bailan la historia del shishi padre y el cachorro, uno con el pelo blanco que representa el shishi padre y el otro con el pelo rojo para representar al hijo.

Historia

El baile “Renjishi” se representó por primera vez en un recital privado de baile en 1861. La música fue escrita por Kineya Katsusaburô II y su pieza fue llamada “Katsusaburô Renjishi“. La primera actuación de este baile con actores de Kabuki se produjo en 1872 en el teatro Murayama-za de Edo (nombre que tuvo Tokio hasta 1868) como cuarto acto para otra obra. Renjishi continuó evolucionando, con dos conjuntos de música diferentes (ambos todavía se realizan) y el interludio cómico agregado en 1901. Se creó una versión posterior para un padre y dos cachorros de león. Es un baile popular en el repertorio de kabuki y se realiza a menudo.

Argumento

El tema de “Renjishi” se mantiene cerca de la obra de 1Shakkyô“, y se clasifica como una danza matsubame2. Es decir, un baile que se realiza ante el telón de fondo simbólico de un gran árbol de pino flanqueado por bambú que se copia de la etapa . Este escenario no tiene conexión con el contenido de la danza.

La primera sección de la obra presenta a un par de actores que vienen a bailar la historia del padre shishi y el cachorro. Se puede dividir a su vez en dos partes.

En su primera parte cada uno de los actores aparece en el escenario con unos muñecos en las manos, una con cabello blanco que representa al shishi padre y la otra con el pelo rojo para representar a su hijo, y comienzan a interpretar la primera danza. En esta primera parte, el shishi padre está preocupado por su hijo. Quiere saber si el cachorro es digno de heredar su lugar cuando sea adulto, y si tiene la fuerza y la valentía que tanto los caracteriza. Mientras bailan tenemos que imaginar que emprenden un viaje hacia la cima de la montaña santa en China llamada Seiryôzan, entre los imponentes picos y un milagroso puente de piedra que abarca un profundo barranco. El puente es una manifestación divina porque en el otro lado está el paraíso budista… la tierra donde mora la deidad Monju. A la vez que se ve cómo el león padre va poniendo a prueba a su hijo para ver lo fuerte que es en la vida.

Las letras aquí son especialmente magníficas y describen el escenario con tal poder gráfico que uno se siente realmente impresionado. A través de los movimientos de los bailarines también, el escenario cobra vida ante nuestros ojos.

Lo más destacado de esta primera sección representa el entrenamiento físico severo que debe sufrir el cachorro shishi por parte de su padre. Con el fin de fomentar el coraje y la fuerza, el padre patea a sus crías sobre el borde del barranco y debe esperar ansiosamente para ver si el cachorro puede volver a subir. Se dice que esta es una gran prueba de las habilidades del actor, ya que debe representar el amor paternal, así como un sentido estricto de disciplina.

En su segunda parte las danzas toman más ritmo, los Shishi empiezan a sincronizar sus movimientos y llega el turno de la demostración del shishi padre. Aquí ya podemos ver una danza más lenta y extensa, mientras que el joven cachorro espera nuevamente su turno para salir en escena. Uno de los momentos más bellos es cuando las bestias se toman un momento para despreocuparse y jugar con unas mariposas que aparecen repentinamente en el aire.

Después de que los dos actores se retiran comenzamos la segunda sección de la danza, que es un interludio cómico llamado Shuron (“Debate religioso”). Esto se inspira en los juegos cómicos del teatro Kyôgen, que normalmente se ven en medio de las obras de teatro .  En este caso, dos sacerdotes que están en peregrinación al monte Seiryô se encuentran y comienzan a discutir cuando descubren que son de diferentes sectas budistas. Aquí comienza la obra “hablada”. Los monjes empiezan un debate religioso y se critican sus creencias el uno al otro. En estos momentos no solo podemos disfrutar de las danzas y las actuaciones, sino también de algunos momentos de humor por parte de estos simpáticos monjes. Finalmente, ambos se asustan por los cielos que se oscurecen y por la perspectiva de encontrarse con el feroz shishi, y corren por la montaña presos del pánico.

Para prepararnos para la escena final, los músicos Nagauta comienzan una sección de música Ôzatsuma4 que evoca el paisaje de la gran montaña. Hay una sección corta de ritmos de tambor lentos y suaves llamados tsuyu (“rocío”), que representan gotas individuales de rocío que caen de las peonías de las montañas. Se dice que estas flores calman la rudeza de las bestias. Entonces, los espíritus de los dos shishi entran, pero ahora lo hacen en su forma plena. Aparecen luciendo los magníficos trajes de brocado y también tienen las grandes pelucas finales hechas de pelo de yak.

El shishi padre está escalando la montaña. Una vez llegado al centro del escenario (la cima), ya podemos ver al cachorro ingresando por el hanamichi. Ahora tiene una gran melena como su padre y es de color roja, y también lleva puestas unas ropas esplendorosas.

Mientras el cachorro camina por el hanamichi, su padre hace un movimiento brusco en el medio del escenario. Aquí tenemos que imaginar que el cachorro tropieza y cae hacia el vació (el hanamichi3). ¡Esta es su oportunidad para demostrar que se volvió fuerte! Aquí el cachorro empieza a retroceder nuevamente – se está cayendo – y regresa poco a poco al lugar de donde salió. Al instante podemos ver nuevamente que el cachorro se está asomando. ¡Ha resistido la caída! Y vuelve lentamente por el hanamichi para llegar a donde está su padre. Está escalando nuevamente y sin rendirse. Finalmente llega, y su padre orgulloso de saber que su hijo realmente tiene valor, comienza a celebrarlo realizando el clásico “keburi“, una danza en la cual rebolea su melena de a un lado al otro. El cachorro también lo hace. Ambos lo hacen mientras bailan entre las peonías y el sonido de los tsuzumi (tambor de mano de origen japonés) con el shamisen (instrumento de tres cuerdas tradicional japonés) de fondo. Este es el momento de éxtasis de la obra. Su baile final es de celebración que también expresa el poder de estos “reyes de las bestias”.

Finalmente, la danza acaba, y ambos terminan en una postura que denota poder, mostrando su rudeza y además la felicidad de saber que el shishi cachorro ya no es un cachorro, sino que ahora es una bestia tan fuerte como su padre.

Notas:
1 es una forma principal de drama musical japonés clásico que se ha realizado desde el siglo XIII.  El ideograma para significa “habilidad” o “talento”.

2 Drama o Kyôgen (farsa cómica en el teatro ) adaptado para Kabuki, utilizando un telón de fondo de pino gigante (matsubame en japonés) como escenario principal.

3 Significa literalmente el “sendero de flores” y es una de las características clave de Kabuki: la pasarela, perpendicular al escenario, en el lado izquierdo del teatro, que une la parte trasera del teatro con el escenario a través de la audiencia, utilizada por actores para entrada o salida.

4 Escuela de música narrativa surgida en Edo durante los primeros años de la era Kyôhô (este período abarcó desde julio de 1716 hasta abril de 1736).  Este estilo finalmente fue absorbido al comienzo de la era Meiji (se extendió desde el 23 de octubre de 1868 hasta el 30 de julio de 1912) dentro del Nagauta [literalmente “canción larga”, una de las escuelas de música tradicional más importantes].  Este estilo animado y ampuloso se sigue utilizando en Kabuki, especialmente para los dramas en el estilo aragoto [literalmente “la situación del guerrero imprudente”.  De hecho, se trata de un estilo ampuloso de Kabuki que exagera todos los aspectos del papel (actuación, peluca, maquillaje, disfraces, diálogos, espadas de gran tamaño) para retratar valientes guerreros, dioses feroces o demonios].

Referencias:
http://www.kabuki21.com/fuji_musume.php
http://www.zen-garden.org/html/page_FujiMusume.htm
http://www.kabuki21.com/renjishi.php
http://infojapan.one/fujimusume-renjishi/
– https://www.larazon.es/cultura/teatro/fuji-musume-y-renjishi–el-ajeno-kabuki-GH18868824

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *