La Olmeda (Soria), en imágenes. Lugares de interés.

La Olmeda (Soria), en imágenes. Lugares de interés.

Vamos a dar un repaso a los lugares de interés del pueblo soriano de La Olmeda con reseñas interesantes de los mísmos y en imágenes.

LUGARES DE INTERES

  • Iglesia parroquial de Santa María Magdalena.

Se encuentra a la entrada del pueblo y se trata del primer edificio singular con el que uno se topa. Cuenta con una espadaña con campanario y su cementerio anejo. El templo alberga una talla de la Virgen del Rosario, su patrona y a la que se venera, a la que en tiempos los olmedanos ofrecían el mejor de los racimos de sus vides.

Las campanas

Localización Campana Autores Año fundición Diámetro Peso
Espadaña (vano derecho) Jesús, María y José 1894 89 267
Espadaña (vano izquierdo) Santa María Magdalena Manuel Corral 1761 74 154
  • Plaza y fuente de la zorra

Esta  plaza no tiene una arquitectura relevante debido a las nuevas construcciones sin criterio que la rodean pero fue el centro de la vida social de La Olmeda durante siglos.

La fuente de La Zorra, inaugurada en enero de 1936, fue construida por Romualdo Martínez Martínez, vecino de Valdelinares, y se encuentra en el medio de la plaza de La Olmeda. Actualmente ha dejado de servir a su propósito como fuente y abrevadero.

  • Plaza del antiguo frontón y casa consistorial


Plaza del antiguo frontón con casa consistorial que incluía la antigua “casa del maestro”, cuyo espacio es ahora utilizado como consultorio médico. Esta plaza tuvo dos olmos que enfermaron y murieron de grafiosis, y que fueron arrancados y sustituidos por los dos, también olmos aunque de distinta especie, que ahora tiene la plaza y que dan frescor en las calurosas tardes de verano.

La casa consistorial es una construcción en adobe y madera de 1889 edificada sobre la anterior e histórica casa sede de las reuniones de la Junta de las Tres Casas.

La antigua “casa del cura”, ahora de propiedad privada, también se encuentra en esta plaza. Los únicos restos que quedan de los dos antiguos olmos centrales de la plaza es un olmo, “hijo” de aquellos, nacido de sus raíces, que crece en un rincón al lado de la casa consistorial (todos los olmos autóctonos de la península ibérica -sea cual sea la variedad- son clónicos, producto de su forma de reproducirse mediante hijastros que nacen desde la raíces). Se trata de un olmo poco desarrollado y muy vulnerable a la sequía.

  • Construcciones tradicionales en madera y adobe.


El material de construcción tradicional de La Olmeda era el adobe: ladrillos mezcla de barro y paja secados al sol dispuestos en un entramado de madera. Existen todavía construcciones con arquitectura de adobe en diferentes estados de conservación, aunque la mayor parte en estado precario. La piedra complementaba algunos elementos de la construcción pero no era constituyente fundamental.

Resulta peculiar la que se conocía como “casa del tío Saturio”, o también más recientemente como “casa de la tía Tomasa”, porque es la única construcción en piedra, al lado de la iglesia y sin contar esta, que existe en La Olmeda. Se trata de una casa con pozo propio, algo también singular en este pueblo.

  • La atalaya de La Olmeda-El Enebral.

La Olmeda cuenta con una atalaya de origen musulmán, localizada en el paraje llamado El Enebral, en un alto conocido como de Los Aros, sobre una colina que controla esta parte del valle del Duero, en un entorno de sabinar a una cota de 936 metros (41°32′02″N 3°03′09″O). Domina desde su posición unas excelentes vistas desde la que podemos divisar la fortaleza de Gormaz al este, la atalaya de el Lomero situada en el Burgo de Osma al noroeste, la de Navapalos al suroeste y finalmente la atalaya de Lodares de Osma (intervisibilidad), que por su situación en mitad de un pinar se encuentra más disimulada.

Fue construida en el siglo X, en fábrica de mampostería. Su aparejo está formado por piedras menudas colocadas en hiladas claramente marcadas y conserva exteriormente parte del enfoscado con mortero de cal. De planta circular y alzado cilíndrico con una altura superior a 9 metros, tiene un diámetro exterior de 5,4 m y de 2,4 m en el interior, y una estructura maciza hasta una altura de 1,20 metros, con muros de 1,50 metros de espesor. La puerta de acceso está en altura, como en casi todas las construcciones de este tipo, y orientada al sureste, aunque originalmente estaba muy deteriorada. En tiempos presentaba un dintel ahora desaparecido por la merma de material en esta parte del perímetro. Quedaban restos de la puerta, aunque expoliados, y evidencias de haber dispuesto de varios niveles de ocupación. Debido a la pérdida de la cubierta, parte de la estructura baja de sus muros estaba seriamente dañada.

Esta torre fue reutilizada como palomar para lo que en todo el perímetro del piso superior se extrajeron piedras para formar los huecos de los nidos. En la actualidad, está restaurada. Se le han incorporado unas escaleras para acceder a su parte superior y se encuentra en este momento en buen estado de conservación y abierta al público para su visita. En 2014 fue declarada Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento por la Junta de Castilla y León.

  • Puente de hierro.

El denominado “puente de hierro” por los olmedanos es un ejemplo de arquelogía industrial en las proximidades de La Olmeda (41°31’33.5”N 3°5’5”O). Se trata del puente sobre el río Ucero construido en 1894 en el km. 154 de la línea ferrea Valladolid-Ariza, cerrada definitivamente desde 1993.


Desde su construcción y durante más de 50 años sirvió de vado artificial para atravesar el río Ucero a personas y animales que transitaban al otro lado del río.

Hoy en día el piso se encuentra desmantelado por expoliadores del hierro que utilizando sierras radiales han desmontado las planchas de hierro que cubrían el recorrido, tanto en las pasarelas laterales como en el camino de la vía, así como las barandillas metálicas de protección que existían antes del comienzo del puente. Cruzarlo en su estado actual supone una extrema peligrosidad puesto que en la mayor parte sólo quedan los railes y las traviesas que los sustentan.


El tiempo y la falta de atención y mantenimiento han hecho que se encuentre cubierto en buena parte por vegetación y maleza.

En este puente sufrío un atropello mortal en 1938 una niña vecina de La Olmeda.

El Ojo de La Olmeda

En las proximidades del puente de hierro, dirección Ariza, se encuentra “el ojo” de La Olmeda. Se trata de una tajea o paso inferior bajo las vías del tren por el que podían transitar personas y animales, sobradamente conocido para aquellos olmedanos de épocas pretéritas como lugar de paso al otro lado, y que dió nombre a la zona colindante al mismo.

 

 

VIDEOS

Los vídeos de La Olmeda disponibles en la red:

 


AGRADECIMIENTOS

Agradecemos la ayuda facilitada y colaboración prestada por Alberto Fernández Villanueva, María Aguilera Manrique y Miguel Ángel Aguilera Mínguez.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *