La Olmeda (Soria), sede de la Junta de las Tres Casas

LA OLMEDA (SORIA), SEDE DE LA JUNTA DE LAS TRES CASAS DE LA OLMEDA (OSMA, SAN ESTEBAN Y GORMAZ)

La Olmeda es una pequeña localidad situada al sudeste de Osma, en una extensa llanura a orillas del río Sequillo, inmediato a su unión con el Ucero y poco antes de que éste tribute sus aguas al Duero. Históricamente ha formado parte del municipio de Osma, estando integrada en la actualidad en el de El Burgo de Osma-Ciudad de Osma, tras la fusión de ambos términos jurisdiccionales. Como núcleo de población, La Olmeda ha disfrutado de una dilatada historia. Quizá su mayor resonancia derive del hecho de haber servido como sede de reuniones de la Junta de las Tres Casas de La Olmeda, sociedad a la que aportó su nombre.

LA JUNTA DE LAS TRES CASAS DE LA OLMEDA (OSMA, SAN ESTEBAN Y GORMAZ)

Esta institución medieval resulta especialmente fascinante por sus características de mancomunidad entre tres organismos sorianos de Villa y Tierra, Osma, Gormaz y San Esteban, para aprovechar comunalmente sus bienes de pastos, leña y agua como si fueran una sola entidad. La colectividad de las Tres Casas de La Olmeda ya se nombra en Los Anales Castellanos, en referencia a la época del conde castellano Sancho García (995-1017), por lo que la constante mención en la documentación histórica relativa a su fundación en tiempos de Fernán González es un dato que confirman otras fuentes históricas y que, por tanto, puede aceptarse.

Históricamente, la Comunidad de Villa y Tierra era una institución política castellana, un ente jurídico autónomo que nació libremente como un sistema de autogobierno que distribuía justicia y autoridad entre sus vecinos y ordenaba en comunidad el aprovechamiento de las aguas, de las tierras y de los pinares. Se formó con la suma de antiguas costumbres más las necesidades propias de la época.

EL PRIVILEGIO DE LAS TRES CASAS DE LA OLMEDA

Los privilegios que se conceden a estas Tres Casas: “…que ovie[sen] estas villas sobredichas una vida e un fuero en pasçer (explotar la riqueza de pastos) e en yacer (circular y residir libremente) e en cortar (gestión del aprovechamiento y de la tala de sus bosques) en sus términos así con si fuesen una villa”. Para gestionar todas estas actividades se creo la Junta General de las Tres Casas que era la encargada de reglamentar e imponer sanciones a los concejos o lugares que no respetasen las normas.

No hay documento que acredite directamente la concesión de este Fuero por parte del Conde Fernán González. Habitualmente se considera como primer documento conocido y confirmatorio del privilegio de las Tres Casas de La Olmeda el emitido por Fernando III en Muñó, el 18 de febrero de 1226, en el que resuelve la disputa entre Alcozar y San Esteban de Gormaz sobre el aprovechamiento de los pastos de la dehesa y los límites territoriales y que ratifica indirectamente los usos que se derivaban de la práctica tradicional en aquellos momentos, consecuencia de la existencia del aprovechamiento comunal entre los integrantes de una misma organización.

Siendo exactos, el primer texto en el que consta documentalmente el privilegio de las Tres Casas de La Olmeda es el de Alfonso X (Segovia, 13 de agosto de 1256). En el breve texto se presentan dos informaciones relevantes: en primer lugar, el origen del privilegio, el conde Fernán González; después, el objeto del documento, la concesión de fueros y, entre otras dádivas, el privilegio de las Tres Casas de La Olmeda, para aprovechar conjuntamente sus territorios como si fuesen un solo término jurisdiccional.

Este documento será confirmado por sucesivos reyes (Alfonso XI , 1339; Juan II, 1443; Luis I, 1724; Felipe V, 1733; Fernando VI, 1755; Carlos III, 1769). Finalmente, Fernando VII (21 de marzo de 1817) vuelve a corroborar la merced, a petición del ayuntamiento de Osma, una vez “vista esta instancia en mi Consejo de la Cámara con el mencionado Privilegio Original y demás documentos”.

LA SEDE DE REUNIONES EN LA OLMEDA: LA CASA DE LAS TRES JURISDICCIONES

Cada año, representantes de las Tres Casas se reunían en su sede de La Olmeda para celebrar junta y “para effecutar é levar las penas é calonas a los Concejos é Logares é personas que en ellas cahen como para facer é ordenar otras cossas a las dichas Coffas [sic; = Casas] necesarias”.

Esta mancomunidad todavía estaba activa en 1817, pero ya disminuida en sus atribuciones. El organismo de las Tres Casas de La Olmeda prolongó su existencia desde la época medieval hasta el siglo XIX, cuando se dinamitaron las estructuras del Antiguo Régimen. Concretamente fue una Real Orden de 31 de mayo de 1837 la que disolvió “las Juntas generales de tierra o llamense Unibersidades por no tener objeto aquella especie de Ayuntamiento[s] generales”, por lo que deja de autogestionar sus propiedades. La Diputación Provincial de Soria, finalmente, acuerda en 1841 el “cese en todas sus funciones la titulada Junta de las Tres Casas“, con lo que quedó oficialmente extinguida.

Asumida la administración de los montes de la exasociación por la Diputación Provincial de Soria, la institución medieval comunitaria de las Tres Casas de La Olmeda perdió su razón de ser, pero conservó algunas propiedades, entre ellas el edificio en que celebraba sus reuniones o juntas, ubicado en la localidad de su nombre, así como otros objetos y libros de la organización.

Pocas referencias quedan del edificio sede de la institución. M. Blasco escribe en una fecha (1880) en que su estado ya es precario, pero es una fuente de primera mano para conocer algunos aspectos de su estructura original. Según este autor, “todavía se conserva, si bien arruinada, la casa donde desde la época de Fernan González celebraban sus juntas los concejos de Osma, San Esteban y Gormáz; dicha casa construída de ladrillo, se componía de piso bajo y otro en lo alto sostenido por un soportal: á la entrada y derecha del bajo estaba la sala de sesiones con el retrato del Conde pintado en lienzo, incrustado en la pared y guardado en una especie de lacena con dos puertas; á la derecha tres cocinas, y en el piso alto tres pequeños cuartos y otras tantas salas distribuidas por mitad á derecha é izquierda y separadas por un estrecho pasillo”, lo que permite suponer que cada Casa, Osma, San Esteban y Gormaz, disponía de una zona propia para sus necesidades particulares, mientras estuviesen reunidas en junta de la asociación.

Esta sede, una vez perdida su funcionalidad al ser suprimida la entidad, se alquiló al pueblo de La Olmeda, estableciéndose las escuelas y utilizándose también para celebrar las reuniones vecinales.

Efectivamente, a mediados del siglo XIX (Diccionario Madoz, 1849) se utilizaba como casa consistorial de la pedanía de La Olmeda. Pero el paso del tiempo y la falta de conservación hicieron que su estado fuese empeorando. El alquiler persistió hasta 1876, cuando las condiciones de habitabilidad impedirían seguir utilizándolo con normalidad para los fines habituales.

Habría que esperar hasta 1881 que el alcalde de Osma informase a sus homólogos de Gormaz y San Esteban de la pésima situación en que se encontraba la sede de las Tres Casas de La Olmeda. Conocida tal circunstancia, el ayuntamiento de San Esteban acuerda sugerir al alcalde de Osma la convocatoria de una reunión para tratar el estado en que se encontraba el inmueble y su futuro.

UNA VENTA FRUSTRADA

Pero la propuesta de la corporación sanestebeña no tuvo éxito y transcurrió un año largo hasta que el peligro de ruina motivó la convocatoria de la reunión de la Junta de las Tres Casas de La Olmeda para el 26 de abril de 1883. Los tres consistorios de la Excomunidad comisionan a sus representantes con la finalidad de liquidar la cuenta del alquiler de los últimos años, estando facultados, si fuera preciso, para vender el inmueble.

La reunión de 26 de abril de 1883 alcanzó los objetivos previstos. Se rindieron cuentas del arrendamiento del edificio hasta 1876 y se repartieron entre los tres integrantes de la asociación, Osma, Gormaz y San Esteban, los ingresos obtenidos, correspondiendo a cada municipio 65 pesetas. Además, se indica que el cuadro de Fernán González se ha trasladado “provisionalmente” al ayuntamiento de Osma. También se acuerda verbalmente vender la sede de las Tres Casas de La Olmeda a los vecinos de esta población por 2.300 reales en mano o 2.400 a plazos (575 ó 600 pesetas. respectivamente), reservándose la excomunidad el derecho de uso para celebrar reuniones relacionadas con esta institución. Los acuerdos debían ser ratificados por los respectivos ayuntamientos. Sin embargo, la proyectada venta no se efectuaría, ya que los vecinos de La Olmeda rechazaron tal posibilidad, seguramente porque les parecía una cantidad muy elevada.

El alcalde de Osma informa de la nueva coyuntura a su homólogo sanestebeño. En tal circunstancia, la corporación de San Esteban decide nombrar una comisión delegada para negociar la demolición o la cesión de la sede de esta excomunidad al pueblo de La Olmeda, con reserva de los derechos oportunos. En este caso, el objetivo de la cita ya no es la “enagenacion” indicada en abril de este año; ahora es “la demolicion… ó… la donacion” de la sede de las Tres Casas de La Olmeda, por su estado de irreparable ruina.

El 24 de septiembre de 1883 se reunieron en la población de La Olmeda los comisionados de la ciudad de Osma, los integrantes de la delegación de Gormaz y los de San Esteban. Asistieron también el alcalde pedáneo del barrio de La Olmeda, Domingo Delgado, y los vocales de la junta administrativa local Melchor Ortega y Julián Blanco, acompañados, al menos, por sus vecinos Pedro Carazo, Félix Ruiz, Cosme Aguilera, Andrés Ortega, Evaristo Giménez, Valentín Arribas, Francisco Carazo, Maximino Soriano y Santiago Molina; es decir, teniendo en cuenta los datos de población reflejados anteriormente, una mayoría de los cabezas de familia de la localidad.

DESTINO FINAL

Una reunión tan numerosa acabó por dar uno de los dos resultados previstos: se acordó donar a La Olmeda el emblemático edificio, sede durante varios siglos de la junta de las Tres Casas, “tal y cual en la forma que se encuentra”, para que pueda ser utilizado con la misma finalidad que hasta entonces tenía, además de “casa para el Maestro de instrucción pública”.

El mal estado del edificio imponía su derribo y construcción de nueva planta y hasta los materiales del inmueble, siempre reaprovechados en estas fechas, y el solar, son donados por los representantes de Osma, San Esteban y Gormaz. Sólo ponen dos condiciones: “reservándose únicamente dichas Jurisdicciones el derecho de ocuparle, despues de reedificado, en cualquiera tiempo que tuvieran que reunirse para asuntos concernientes á las mencionadas mancomunidades ó exmancomunidades, y que una vez reedificado dicho edificio se traslade á él el cuadro y retrato del citado Señor Conde Fernan Gonzalez”.

El alcalde pedáneo de La Olmeda, los dos vocales y los vecinos asistentes “manifestaron estar sumamente agradecidos de la donacion que les hacen los representantes de las tres Jurisdicciones”, compensando “su generosidad e hidalguía” con una gratificación de 450 pesetas., entregadas en el acto; 150 pesetas. para cada municipio. Además consideran “una honra”, y no una carga, la utilización del edificio para asuntos de la exmancomunidad. En definitiva, parece una venta encubierta, revestida de donación compensada, obteniendo los habitantes de La Olmeda una rebaja de 125 pesetas sobre el precio fijado inicialmente.

Así quedaba finiquitada la cuestión del inmueble de la institución medieval de las Tres Casas de La Olmeda, pasando la mansión representativa de la entidad a formar parte de la infraestructura urbana de la pequeña localidad soriana. En su lugar se erigió un edificio para uso de la localidad, tal como se había acordado en la reunión de 24 de septiembre de 1883.

El inmueble reedificado, sustituto de la antigua sede de las Tres Casas de La Olmeda, que ha llegado hasta hoy está dividido en dos zonas, con sus respectivas puertas de acceso. La parte de la derecha era la casa del maestro y la de la izquierda estaba destinada a ayuntamiento y escuela. Al parecer, en un principio, la escuela estaba en la parte inferior, aunque finalmente se cambió, destinándose la planta baja a local municipal y la superior para aula de los niños de la localidad, donde aún se conservan pupitres, mapas y otros materiales que delatan su utilidad. Con respecto a la casa del maestro, en la subida al desván se hallaba el escudo indicativo de la función de una parte del edificio: “Direccion Gral. de Instruccion Publica”.

EL CUADRO DEL RETRATO DE FERNÁN GONZÁLEZ

Pero de su patrimonio histórico debió quedar el archivo, custodiado en la famosa arca de tres llaves, una por cada Casa, Osma, Gormaz y San Esteban, que debían abrir conjuntamente, y el célebre cuadro de Fernán González.

Con respecto a este legado documental y artístico, aún permanece en el recuerdo la denuncia formulada por dos concejales de El Burgo de Osma, cuando el 17 de noviembre de 1988 dos personas cargaron un arca y varios objetos más de los locales de la pedanía de La Olmeda, entre ellos, al parecer, el cuadro de Fernán González. Afortunadamente, hasta donde se conoce, la denuncia causó efecto y los objetos fueron recuperados.

Precisamente, una muestra del estado ruinoso de la sede de las Tres Casas de La Olmeda en el periodo contemplado, se percibe con nitidez en el hecho de trasladar “provisionalmente á la Casa Consistorial de la Ciudad de Osma el cuadro ó retrato del Conde de Castilla Fernanz [sic] Gonzalez”, de lo que se informa el 26 de abril de 1883, en la reunión de la junta de la excomunidad . Y, recuérdese, una de las condiciones en la donación de la sede de la institución fue que dicho lienzo se trasladase nuevamente a su lugar, al inmueble, cuando hubiese sido “reedificado”.

El retrato volvería a La Olmeda, permaneciendo en el edificio reedificado hasta finales del siglo pasado, en que la por entonces alcaldesa pedánea de La Olmeda permitió, en circunstancias no aclaradas, que el cuadro y el arca salieran del pueblo. En fechas posteriores, el cuadro del primer conde independiente de Castilla se ubicó, junto al arca que servía de archivo, en el ayuntamiento de El Burgo de Osma, donde se encuentra en la actualidad, habiendo sido expuesto, por ejemplo, en el Hospital de San Agustín con motivo de la celebración del IX centenario de la fundación de la villa, en 2001.

El lienzo muestra al conde castellano mirando al frente, protegido con una armadura, cubierta por un manto en su torso derecho y con la espada ceñida al cuerpo; la mano izquierda apoya en la cintura, mientras que la derecha sostiene un bastón de mando. En el ángulo inferior izquierdo del cuadro hay una corona condal. Es un óleo sobre lienzo de 110 x 86 cm., fechado en el comienzo del reinado de Carlos IV, concretamente en 1789, siendo su autor Romualdo Pérez Camino, según se refleja en la leyenda existente en la parte inferior:

LA PIEDRA DE LOS TRES PUEBLOS

Como curiosidad, Antonio.Ruiz Vega mencionaba La piedra de los tres pueblos, una roca granate que le mostraron los vecinos de La Olmeda, “pues allí debió haber algún rollo o mojón que marcaba la intersección de los tres términos que allí juntaban y concordiaban” [A. RUIZ VEGA (1990), “Fernán González tiene los ojos tristes… (La Olmeda, la Gernika soriana)”, Soria Semanal, 30 de octubre, p. 6].

Según manifestaciones recavadas de los actuales vecinos de cierta edad de La Olmeda, la verosimilitud de la existencia de tal piedra no está asegurada. No obstante, alguno relató recordar una piedra de color oscuro en el suelo en las proximidades de la puerta de la que se conocía como “casa del tío Saturio”, o también más recientemente como “casa de la tía Tomasa”, en la calle lateral junto a la iglesia, y que fue cubierta por el cemento con el que está pavimentada la calle.


NOTAS BIBLIOGRÁFICAS

Compendio y sinopsis realizado a partir de los estudios:

  • La sede de juntas de las Tres Casas de la Olmeda” (Félix García Palomar y Julia García Palomar), ensayo sobre esta institución medieval que perduró hasta el siglo XIX, ubicada a medio camino entre las antiguas demarcadiones de Villa y Tierra de San Esteban, Osma y Gormáz, publidado en “Revista de Soria”, IIª época, nº 41, Soria, 2003, pps. 23-33, y en la página web soriaymas.com.
  • El Fuero de Fernán González a San Esteban, Osma y Gormáz” (Salvador Barrio Onrubia), estudio sobre el Fuero concedido por Fernán González a las Tres Casas de la Olmeda que puede consultarse en la web piquera.sanesteban.com o descargarse AQUí.
  • “Fuero concedido por el Conde Fernán-González a las ‘Tres Casas de la Olmeda’, que son: Osma, San Esteban y Gormaz” (Vicente Núñez Marqués), publicado en el Boletín de la Institución Fernán González. 1er trim. 1952, Año 31, n. 118, p. 81-83, que puede consultarse AQUÍ.

REFERENCIAS DOCUMENTALES A LA JUNTA DE LAS TRES CASAS DE LA OLMEDA

  • Diccionario geografico-estadistico de Espana y Portugal, Volumen 6 .- Sebastián de Miñano (1827).
    Sobre Osma [pág. 362]: “Aqui esta la efigie dei condestable de Castilla Fernan Gonzalez que alcanzó grandes victorias contra los moros especialmente en esta ciudad en San Esteban y en Gormaz por lo que las fueron concedidas muchos privilesios. El dia 1.º de mayo de cada año se juntan los tres ayuntamientos en la casa llamada de las Tres Jurisdicciones“.
  • Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, Tomo XXII.- Pascual Madoz (1849).
    Sobre La Olmeda [pág. 248]: “Tiene 42 casas; la consistorial, en la que celebraban sus juntas los concejos de Osma, San Esteban y Gormaz“.
  • Nomenclátor de Manuel Blasco (1880), pág. 461, respecto a San Esteban de Gormaz:
    Era uno de los lugares del Señorío del expresado Conde llamados con la ciudad de Osma, para deliberar en asamblea sobre asuntos de la mancomunidad en el pequeño palacio que hasta hace 30 años se vino conservando en La Olmeda, que se arruinó después y en los últimos años del siglo pasado se reparó para escuela”.
  • La ribera soriana del Duero.- Teógenes Ortego (1930)
    [pág. 67] “ARQUITECTURA CIVIL Y RELIGIOSA. Está representada la arquitectura privada en la Comarca por casonas más menos amplias de tipo ciudadano y aspecto pacífico, como se ve en las rancias mansiones de San Esteban de Gormaz, Peñalba de San Esteban, Atauta etc., en la casa de los antiguos Concejos de Osma, San Esteban y Gormaz, emplazada en La Olmeda, (…)“.
    [pág. 83] “En la Olmeda tuvo asiento una casona de aspecto señorial donde en tiempo de Fernán González, celebraban sus juntas los concejos de Osma, San Esteban y Gormaz.

PÁGINAS WEB CON REFERENCIAS A LA JUNTA DE LAS TRES CASAS DE LA OLMEDA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *